Humidificadores para bebés

Los humidificadores para bebés son artefactos prácticos que no solo cuidan la salud de los chicos de la casa, sino que también le permiten conciliar el sueño rápidamente. De hecho, este dispositivo es de lo más importante cuando estamos en un lugar con una humedad demasiado baja, ya sea por la presencia de calentadores durante el invierno o por la sequedad en el clima por la región donde nos encontramos.

Sea como sea, como padres debemos mantener a nuestro pequeño sano y los humidificadores para bebés son una alternativa económica y práctica para asegurarnos de que sea así.

Pero no es solo esto, sino que, además, al ayudar al pequeño al conciliar el sueño más rápidamente, también nos ahorramos algo de tiempo para dormirlo y nos evitamos tener que levantarnos a media madrugada a tratar de calmarle para que siga descansando.

¿Que humidificador para bebé comprar?

Sin embargo, puede que sea tu primera compra de humidificadores para bebés, así que te estarás preguntando ¿Y cuál debo elegir?

Existen tantas marcas en el mercado que es seguro que te puedes perder con facilidad. Además, hay modelos de todos los tamaños y colores y elegir simplemente el más costoso no siempre es la mejor opción.

Decantar por lo barato puede que tampoco, porque como dice el dicho, muchas veces «lo barato sale caro». Ante esta ambivalencia, si andas de prisa te dejamos una lista con los mejores humidificadores de aire para bebés en relación calidad-precio

VicTsing VS-PHM004YUS-VD

Empezamos con un humidificador que no solo está destinado para los bebés, sino que es también perfecto para mantener nuestro hogar aromatizado con ayuda de aceites esenciales.

Este dispositivo además de ser súper pequeño (cabe en una mano), es potente y con un modelo hermoso que asemeja una pequeña cebolla con color madera.

El modelo cuenta con 7 tipos de colores relajantes con diferentes intensidades y brillos junto a una cantidad de ruido mínima para ayudar a que el niño descanse.

La capacidad de agua es de hasta 300 ml, lo que puede durar hasta 6-8 horas con una potencia mínima.

Cuenta con una funcionalidad de apagado automático al agotarse el agua y también temporizadores de 1, 3 y 6 horas. Igualmente se puede elegir entre la modalidad de niebla fuerte y estándar dependiendo tus gustos.

La difusión del olor es de 360°, por lo que cumple excelente con su función como humidificador de bebé.

BAYKA Cool Mist

La opción que pone BAYKA sobre la mesa parece muy interesante, ya que se trata de un dispositivo que no solo se reduce a las funciones de un humidificador cualquiera, sino que también permite utilizar aceites esenciales mientras no se desaprovecha la capacidad máxima de agua.

Con un soporte de hasta 4 litros de agua y funcionamiento de hasta 28 horas ininterrumpidas se trata de un aparato que realmente vale la pena. Además, a pesar de ser un humidificador cuadrado, cuenta con un sistema de difusión rotativa para asegurar que la humedad se distribuya en un rango de 360°.

Los 3 modos de potencia combinados con el ruido de apenas 32 decibeles convierten a este aparato no solamente en uno de los mejores humidificadores para bebés, sino que también en el idóneo para todo el hogar.

¡Solo podíamos pedir un par de luces relajantes!

Pro Breeze

FridaBaby también pone a la mano un humidificador para bebés que cuenta con un sistema ultrasónico bastante potente que soporta la difusión de aceites esenciales.

A pesar de tratarse de un dispositivo bastante pequeño, es capaz de mantener hasta 2 litros de agua y cuenta con un apagado automático para cuando se agota el agua. Igual posee luz nocturna de diferentes colores y también puede funcionar hasta 12 horas seguidas.

Lo malo es que emite bastante ruido, así que si estás pensando en fijarlo en la habitación del pequeño tómate como medida ponerlo lo más lejos posible de su cama.

¿Cómo elegir un humidificador para bebé?

Veamos algunas de las características más importantes en los humidificadores para bebés a la hora de evaluarlos:

  • Potencia: Como la mayoría de habitaciones para bebés suelen ser pequeñas, este punto no es tan importante y prácticamente cualquiera de los humidificadores para bebés que elijas está bien.
  • Tipo de vapor: ¡Nada de humificadores con humedad caliente! Siempre debe ser frío por la seguridad de tu pequeño.
  • Tamaño del depósito: Mínimo 2 litros para vaporizar agua, al menos 300 ml para aromaterapia.
  • Mantenimiento: Trata de elegir humidificadores ultrasónicos, ya que requieren menor mantenimiento.
  • Ruido: ¡Shhh! ¡El bebé duerme! Mientras menos ruido mejor. Trata de que sea un máximo de 30 dB.
  • Precio: El bolsillo también importa, así que elige lo que mejor convenga a tu bolsillo.

Y pues, eso ha sido todo ¿Te has decidido por uno de los humidificadores para bebés? ¡Déjanos en los comentarios cuál ha sido y cómo te ha ido!